CANTIGAS DE ESCARNIO

by on March 23, 2009

mondonedoAIRAS NÚNEZ [B 871 / V 455

Porque no mundo mengou a verdade,
punhei un día de a ir buscar;
e, u por ela fui a preguntar,
disseron todos: «Alhur la buscade,
ca de tal guisa se foi a perder,
que non podemos én novas haver
nen ja non anda na irmaidade».

Nos moesteiros dos frades regrados
a demandei, e disseron-m’assí:
«Non busquedes vós a verdad’aquí,
ca muitos anos havemos passados
que non morou nosco, per bõa fe,
…………………………………………..
e d’al havemos maiores coidados».

E en Cístel, u verdade soía
sempre morar, disseron-me que non
morava i, havía gran sazón,
nen frade d’i ja a non conhocía,
nen o abade outrossí no estar
sol non quería que foss’i pousar;
e anda ja fora da abadía.

En Santiago, seend’albergado
en mia pousada, chegaron romeus.
Preguntei-os e disseron: «Par Deus,
muito levade-lo caminh’errado,
ca, se verdade quiserdes achar,
outro caminho convén a buscar,
ca non saben aquí dela mandado».

AIRAS NUNES

Como en el mundo disminuyó la verdad,
un día intenté ir a buscarla;
y, donde por ella fui preguntando,
todos me decían: “Buscadla en otra parte,
pues de tal modo se perdió
que no podemos tener noticias de ella
ni está ya en la vecindad”.

En los monasterios de los frailes regulares
pregunté por ella y me dijeron así:
“No busquéis vos la verdad aquí,
ya que hemos pasado muchos años
y no vive con nosotros, eso es seguro,
no sabemos donde está ahora
y nos preocupan más otras cosas”.

Y en el Císter, donde la verdad solía
siempre habitar, me dijeron que no
vivía allí desde hacía mucho tiempo,
ningún fraile de allá la conocía
y el abad ni siquiera consentía
que parase en los albergues de paso
y está ya fuera de la abadía.

En Santiago, estando alojado
en mi posada, llegaron peregrinos.
Les pregunté y me dijeron: “Por Dios,
muy equivocado lleváis el camino,
pues, si quisiereis hallar la verdad,
conviene buscar otro camino,
ya que aquí no saben nada de ella”.

PERO DA PONTE [B 1642 / V 1176]

María Pérez, a nossa cruzada,
quando veo da terra d’Ultramar,
assí veo de pardón carregada
que se non podía con el emerger;
mais furtan-lho, cada u vai maer,
e do perdón ja non lhi ficou nada.

E o perdón é cousa mui preçada
e que se devía muit’a guardar;
mais ela non ha maeta ferrada
en que o guarde, nen a pod’haver,
ca, pois o cadead’én foi perder,
sempr’a maeta andou descadeada.

Tal maeta como será guardada,
pois rapazes albergan no logar,
que non haja seer mui trastornada?
Ca, o logar u eles han poder,
non ha pardón que s’i possa asconder,
assí saben trastornar a pousada!

E outra cousa vos quero dizer:
atal pardón ben se dev’a perder,
ca muito foi cousa mal gaanhada.
PERO DA PONTE

María Pérez, nuestra cruzada,
cuando regresó de Ultramar,
vino tan cargada de indulgencias
que no podía flotar, pero le robaron
en todos los sitios donde estuvo
y no le quedó ninguna de las indulgencias.

Y las indulgencias son cosas muy apreciadas.
que deben guardarse muy bien;
pero ella no tiene cofre con cerradura
para guardarlas, ni lo puede tener,
ya que, como el candado se perdió,
siempre tiene el cofre abierto.

¿Cómo puede guardarse ese cofre,
habiendo mozos en el lugar,
sin que lo registren a todas horas?
Pues en el sitio en que ellos tienen poder
no hay indulgencia que se pueda esconder,
¡así lo registran todo!

Y otra cosa os quiero decir:
esas indulgencias debían perderse,
puesto que fueron muy mal ganadas.

PERO DA PONTE [B 1655 / V 1189]

Mort’é Don Martín Marcos, ai Deus, se é verdade?
Sei ca se el é morto, morta é torpidade,
morta é bavequía
e morta neiciidade,
morta é covardía
e morta é maldade.

Se Don Martinh’é morto, sen prez e sen bondade,
oimais, maos costumes, outro senhor catade;
mais non o acharedes
de Roma ata cidade;
se tal senhor queredes,
alhu-lo demandade.

Pero un cavaleiro sei eu, par caridade,
que vos ajudari’a tolher del soidade;
mais que vos diga onde
……………….. ben verdade
non éste rei nen conde,
mais é-x’outra podestade,

que non direi,
que direi,
que non direi…
PERO DA PONTE [B 1655 / V 1189]

¡Ha muerto Don Martín Marcos!
¡Ay, Dios, si será verdad!
Sé que si él ha muerto, habrá muerto la torpeza,
habrá muerto la estupidez
y estará muerta la necedad,
habrá muerto la cobardía
y estará muerta la maldad.

Si Don Martín ha muerto, sin mérito y sin bondad,
desde hoy, malas costumbres, buscad otro señor;
pero no lo encontraréis
desde Roma hasta esta ciudad.
Si queréis un señor así,
buscadlo en otra parte.

Pero un caballero conozco, por caridad,
que os ayudaría a olvidarlo.
Os diré la verdad,
no es este rey ni conde,
sino que tiene otro título,
que no diré,
que diré,
que no diré…

ALFONSO X [B 480/V 63]

Non me posso pagar tanto
do canto
das aves nen de seu son,
nen d’amor nen de ambiçón
nen d’armas —ca hei espanto,
por quanto
mui perigoosas son,
—come dun bon galeón,
que mi alongue muit’aginha
deste demo da campinha,
u os alacrães son;
ca dentro no coraçón
sentí deles a espinha!

E juro par Deus-lo santo
que manto
non tragerei nen granhón,
nen terrei d’amor razón
nen d’armas, por que quebranto
e chanto
vén delas toda sazón;
mais tragerei un dormón,
e irei pela marinha
vendend’azeit’e farinha;
e fugirei do poçón
do alacrán, ca eu non
lhi sei outra meezinha.

Nen de lançar a tavolado
pagado
non sõo, se Deus m’ampar,
aquí, nen de bafordar;
e andar de noute armado,
sen grado
o faço, e a roldar;
ca máis me pago do mar
que de seer cavaleiro;
ca eu foi ja marinheiro
e quero-m’oimais guardar
do alacrán, e tornar
ao que me foi primeiro.

E direi-vos un recado:
pecado
nunca me pod’enganar
que me faça ja falar
en armas, ca non m’é dado
(doado
m’é de as eu razõar,
pois-las non hei a provar);
ante quer’andar sinlheiro
e ir come mercadeiro
algüa terra buscar,
u me non possan culpar
alacrán negro nen veiro.

ALONSO X

Ya no me agrada tanto
el canto
de las aves ni su sonido,
ni el amor, ni la ambición,
ni las armas –que me asustan,
ya que son muy peligrosas–,
como un buen galeón
que me alejara rápidamente
de este horror de campo
en el que hay alacranes,
ya que en el corazón
he sentido su aguijón.

Y juro por Dios santo
que no llevaré ni manto,
ni bigote,
ni me dedicaré al amor
ni a las armas,
que siempre producen
desgracia y llanto.
Pero levaré un barco
e iré por la costa
vendiendo aceite y harina,
y huiré del veneno
del alacrán, ya que no
conozco otra medicina.

No me alegra alancear el tablado,
así me ampare Dios, ni lanzar bohordos;
y andar de noche armado
lo hago sin agrado
como también rondar.
Me gusta más el mar
que ser caballero,
pues ya fui marinero,
y desde ahora
quiero guardarme del alacrán
y retornar a lo que fui primero.

Y os diré un secreto:
el demonio
nunca me puede engañar
haciéndome hablar de armas,
pues no me está permitido
(me resulta fácil hablar de ellas,
aunque no voy a utilizarlas);
antes prefiero andar solo
e ir como mercader

a buscar alguna tierra,

donde no me pueda culpar

ni el alacrán negro ni el claro.
leer cantigas de escarnio en gallego

Artículo de Francisco Nodar Manso

Sobre las cantigas

{ 5 comments… read them below or add one }

1 Peneman April 27, 2014 at 18:15

Penes, penes everywhere

2 Peneman April 27, 2014 at 18:16

Free penes para todos, fiesta loca troncoooos!

3 Paquinodermo November 20, 2014 at 19:10

PONED UN PUTO COMENTARIO HECHO ME CAGO EN VUESTRA PUTA MADREHIJOS DE PUTA

4 Penaman May 10, 2017 at 11:00

Eres un pagafantas soy de barcelona y cuaando quieras vienes y te reviento y te hundo la vida hijo de la gran puta con mis comentaios ni te metes esque tte mato cuando te vea ya veras.

5 95Lourdes August 2, 2017 at 23:03

Hello blogger, i must say you have very interesting posts here.
Your website should go viral. You need initial traffic only.
How to get it? Search for; Mertiso’s tips go viral

Leave a Comment

Previous post:

Next post: