ID= IDENTIDAD. Las siglas

by Silvia Bardelás on November 27, 2009

images3Puedo ser una MECNO.
Me he dado cuenta de que todo el mundo pertenece a alguna sigla, o peor, de que todo el mundo es una sigla, de que las siglas se han convertido en una forma de identificar. Alguien es del IMSERSO, está afiliado al PP, o al PSOE, trabaja en el BBVA, ha conseguido entrar en la UAM, es un ciudadano de la CE, está buscando un billete para los EEUU, tiene un puesto de CEO, CFO, CIO, así podría llegar al infinito, de manera que me suena un poco a un paso más en el descentre personal.

Igual estaría bien saber si eres anciano, si eres de derechas o izquierdas, si eres banquero, o participas en el negocio de la banca, si te gustan o no los Estados Unidos, si eres un jefe gordo, o un medio jefe. La identidad se diluye en siglas, como se diluye en otras cosas. Ya no podemos coger una carta enviada a alguien, una carta escrita a mano después de un tiempo y vernos, ahí, con todas las miserias. Ahora son mensajes, MB, supongo que podría ser muchos besos, como la marca de coches, creo, o es de queso, no estoy segura. También TEM, Te echo de menos, que muchos pondrían THM, porque hay gente que no le echa la H a echar, THM, lo busco en Google, son unos archivos para cámaras digitales. TEM, el bien escrito, es Transmission electron microscopy. Ahí van bien las siglas, para nombres de aparatos precisos, sin margen de error, pero las relaciones humanas… La identidad humana juega con un margen de error de aproximadamente el 90%, que al precisarla en el formato TEM, resulta, por lo menos chocante.

No, definitivamente no puede ser. Todas las mentiras, los conflictos, las dudas, tan fundamentales en las relaciones humanas, desaparecen de un plumazo. Te echo de menos no es igual a TEM, porque aunque sea una frase hecha, no suena igual dentro del discurso individual. Cada te echo de menos es diferente, no digamos el te hecho de menos. Pero TEM suena igual en todos los discursos. Es curioso, pero es así.

Y luego están los mensajes más largos, no por SMS, sino por EMAIL, que pueden ser un poco más largos que los de FACEBOOK, el libro de caras, en el que no soy capaz de integrarme y creo que es porque no me he puesto la cara, no soy capaz de dar la cara. Ahí se escriben cosas fundamentales como Las democracias vivas necesitan de individuos libres. De individuos valientes, indisciplinados, creativos. Que se atrevan, que provoquen, que molesten. A lo que acompañan textos que se pueden elegir ya hechos, como te gusta, o incluso ni siquiera texto, puedes elegir un dedo hacia arriba.
Le gusta. Otra nueva categoría del gustar, que pronto será LGE, le gusta esto, y sobre una reflexión acerca de la necesidad social de individuos libres, se acabará pensando simplemente LGE, en mi caso sería a Silvia LGE, le gusta esto.

Por otro lado, tampoco quiero ser carca, ni tengo a nadie a quien escribir una carta para poder descubrir mis falsedades, así que intento definirme con siglas, me sale MECNO.
Mujer, porque no puedo decir que eso no tenga importancia, todavía tengo que encargarme de la intendencia del mundo por muchas siglas que me ponga,
que escribe en canales no oficiales.
Eso me parece bien, significa, mujer perdida por carreteras secundarias porque no ha encontrado la entrada a la carretera principal, mujer sin GPS que aprovecha la circunstancia para ver el paisaje, que de otra forma, no vería. Eso está bien, es una definición bastante válida: MPCSPNEECPSGPSAVPOFNV.

La verdad es que las siglas no dan ni siquiera para una definición tan simple. Las siglas ni siquiera resumen, no sintetizan, mucho menos transmiten. ¿Para qué sirven? ¿Para despistar? ¿quién quiere que se identifique nadie? Daría hasta miedo que alguien fuera algo más que unas siglas. En Galicia se dice ninguén que vai para ningures, nadie que va a ninguna parte, para definir a alguien que no es. Son las siglas antiguas, es igual que decir un CEO de la CE que va hacia el IMSERSO.